Parrafo magazine

Casablanca

Adelmar Ramirez

el vuelo del aeroplano ya no anuncia la guerra,
si acaso decora la antesala de un bar o enmienda el gusto clásico que fingimos.
Aquí, sobre el piano, se toca una canción bélica para deleite
de nadie. Cantamos el himno
refugiados en la intemperie y alguien lagrimea en memoria
del hombre que fue su propia coyuntura: aquel vínculo
con el avión que pausa el cielo para dar instrucciones
sobre el aterrizaje de una bola de papel en una mesa de centro.
Junto a los vuelos retrasados, una pareja
de viejos se levanta
en función de sus últimas inquietudes, como si a la postre,
el viajar de sus huesos terminara
elevándolos fuera de nuestra consideración elemental, hacia ruinas que abren
solo los fines de semana. Partir o no
para mandar la postal desde el atajo recíproco, para abrir la caja negra
en el bar. Habrá que escuchar al fin la voz que satura los cementerios
proyectada en la pared donde el vuelo del aeroplano ya no anuncia la guerra
y al hombre solo le queda caminar por la pista,
haciendo señas con un reflector,
esperando que la torre de control lo note.

Adelmar Ramirez

Adelmar Ramírez (El Paso, Texas 1989) Estudió una doble licenciatura en Psicología y Escritura Creativa en la Universidad de Texas en El Paso, además de una Maestría en Escritura. Ha publicado en Río Grande Review, la Revista Opción, Revista Albedrío y en Círculo de Poesía. En 2014 apareció en la antología de poesía joven mexicana Poetas parricidas: generación entre siglos. Fue finalista del Premio Fundación Loewe (España) en 2013. Publicó el poemario Fuera de temporada (Bagatella Press 2017)